Entrada del blog en la que explicamos los trucos para realizar una presentación atractiva

5 Trucos para una Presentación Atractiva

Con el paso del tiempo, nos damos cuenta de que en cualquier momento de nuestra vida tanto personal como profesional, necesitamos comunicar, explicar, contar algo a una persona o a un grupo que son nuestro público objetivo.

Las presentaciones comerciales o de empresa deben ser cuanto más dinámicas y claras mejor. Para ello, necesitamos de una capacidad de comunicación, de resumen y de creatividad que nos ayuden a conseguirlo. De esta manera, lo que lograremos es la atención y el entendimiento por parte de nuestros oyentes.

Si el objetivo es que el mensaje sea captado y además recordado, es imprescindible crear y llevar a cabo una presentación atractiva, tanto visual como oral. Lo primero es determinar una temática y un título atrayente, que capte la atención. Todo ello debe ir acompañado de una estructura clara, sencilla, así como de un diseño acorde, gracias a la asesoría de profesionales.

Una vez establecida la temática y estructura, hay que pensar: ¿a quién voy a dirigirme? Ya que el tipo de receptor es clave a la hora de utilizar unos recursos u otros para captar la atención de este. Y es que, en cualquier proceso de comunicación, es igual de importante tanto el contenido como el canal y la forma de comunicar a tu audiencia.

Un mensaje bien creado, pero sobre todo bien transmitido es la esencia de que se consiga su objetivo (informativo, divulgativo, educativo…) y, por supuesto, sea recordado.

A continuación se detallan una serie de trucos a usar que harán de nuestra presentación, una muestra atractiva.

  1. Elegir el lugar adecuado para la exposición, que cree un ambiente confortable en el que el público se sienta a gusto.
  2. Un fuerte inicio que capte la atención de tu audiencia desde el comienzo. Como ejemplos que podrían servir y siempre adecuándolos a tu presentación, te proponemos los siguientes:
    a) Empezar con anécdotas cortas y que vengan al caso
    b) Comenzar con el propósito de la intervención
    c) Identifícate con el público, conecta con él y así se creará un lazo fuerte: “En esta Universidad cuando yo estaba…” “Hace 10 años yo estuve aquí en este pueblo y…”
    d) Hacer uso de algún dato sorprendente, cifra o información
  3. Incorporación de infografías, lo que hará tu presentación más dinámica y entendible. Incluye imágenes que apoyen, refuercen y engrandezcan el contenido de tus palabras. Ten en consideración si cada diapositiva, cada gráfico o cada imagen añade o quita valor a la presentación.
  4. Plantea preguntas que fuercen al público a estar pendiente y a pensar una respuesta. Así le conocerás más. Incluso es conveniente que los asistentes se sientan involucrados y en consecuencia serán más propensos a retener el conocimiento transmitido y a tener una opinión más positiva sobre el ponente y la presentación en general.
  5. Un buen final siempre deja buen sabor de boca. Nunca termines una presentación en el turno de preguntas. Busca un final adecuado. Algunas ideas:
    a) Un buen resumen
    b) Un elogio sincero a los asistentes
    c) Una anécdota inteligente relacionada con el mensaje principal
    d) Una visión positiva para el futuro
    e) Una dosis de humor inteligente

Las presentaciones son una de las herramientas de comunicación empresarial más comunes y, a la vez, más controvertidas. En ocasiones pueden resultar demasiado largas, otras se hacen tediosas y, a veces, uno no sabe bien si cumplirán por completo el objetivo. Pero de cualquier manera, las presentaciones constituyen un buen apoyo para labores de comunicación tan básicas en el mundo de la empresa como las introducciones comerciales, los cursos de formación o la extensión de nuevos planes, entre otros. Por ello, una buena estructura, un diseño atractivo y el uso de los recursos y trucos adecuados, aseguran prácticamente el éxito de esta.

En esta entrada del blog hablamos sobre la creación y el diseño de presentaciones comerciales

Creación y Diseño de Presentaciones Comerciales

Una presentación en público es una manera directa y dinámica de comunicarte con el otro. Existen diversos tipos de presentaciones, en cuanto al momento y contenido. Pero al final de todo, el objetivo es explicar algo y que el receptor lo entienda y lo recuerde.

En el caso de una presentación comercial, ésta es clave para tener éxito. Y es que cuando hablamos de empresas, una de las técnicas principales para vender o convencer de algo es saber hablar en público y, sobre todo, ir acompañado de una buena presentación visual que sirva de apoyo.

Por ello, es importante tanto el diseño como el fondo de la propia presentación comercial, herramienta imprescindible que nos debe acompañar siempre.

Lo primero de todo, una vez que se conoce al oyente, es plantearse el contenido, qué es lo que quiero comunicar y cómo. A partir de ahí, se pone en marcha la creación de la propia presentación comercialque será el apoyo que servirá para que el receptor recuerde la información gracias a la imagen y datos esquemáticos.

Durante el diseño y creación de la presentación comercial hay que tener en cuenta que con esta herramienta debemos persuadir e influir en el otro, nuestro público objetivo, y así poder conseguir resultados beneficiosos para el negocio.

Un consejo para saber cómo plantearse dicha presentación es saber que cuanto más claro, sencillo y sintético sea el contenido, más a nuestro favor. Para ello, hay que plantearse el uso de infografías que resuman de forma visual toda la información (fotos, gráficos, esquemas…). Es conocida una frase que dice que “La sociedad de la información se puede convertir en la sociedad de la desinformación”. Por ello es mejor ofrecer poco y bien.

El diseño de las presentaciones comerciales tiene la ventaja de que ayudará a estructurar y organizar toda la información que quieras mostrar a tu cliente. Además, gracias a éste, podrás apoyarte en plena presentación, en todos los objetos visuales que se hayan incluido: no sólo te servirán de apoyo sino de guía para no perder el hilo de la argumentación.

Una presentación comercial busca ser eficaz y lo logra mediante un atractivo y resolutivo diseño. Algunas de las sugerencias que recomendamos para crear una buena presentación comercial son las siguientes:

  • Para comunicar un mensaje claro y mantener la atención de nuestra audiencia, se debe reducir el número de diapositivas de la presentación al mínimo posible ya que cuanto más sean, más pesada se convertirá y menos interés demostrará el receptor.
  • Utilizar infografías y frases cortas. Es mejor que nuestro público nos escuche a que lean la pantalla.
  • Cuidar la ortografía y la gramática de la presentación.

Como herramienta específica para diseñar y crear una presentación comercial se recomienda Powerpoint en donde se unen la creatividad y el diseño gráfico con la conceptualización de ideas para comunicar el mensaje de la manera más clara, sintetizada, recordable y notoria posible.

PowerPoint proporciona una fórmula interesante que ayuda al receptor a conseguir una conexión visual con lo que se está comunicando.

No hay que olvidarse que al empezar una presentación se cae en el error de empezar a lidiar con cuestiones como qué fuente de letra utilizo qué color pongo de fondo, en lugar de ocuparse de temas más importantes como qué temas se van a incluir en el contenido y cómo estructurarlos. Así que el secreto está en reflexionar antes de empezar actuar.

El método Lessig para presentaciones

En el ámbito de las presentaciones, no todo consiste en tener diapositivas espectaculares. La habilidad con la que el ponente se desenvuelva es crucial. Esto no es nada nuevo. Pero entre los buenos presentadores, algunos brillan con luz propia. Ya sea por ser grandes y apasionados comunicadores (como era el caso de Steve Jobs) o por hacer un uso elegante del humor (de lo cual da buena muestra Ken Robinson), los grandes speakers siempre demuestran que el control del discurso es la clave para que el mensaje no sólo llegue, sino que cale.

Algunos han llegado a desarrollar un estilo propio que ha llegado a convertirse en una técnica de presentación en sí misma. Este es el caso de Lawrence Lessig.

Lessig, en pocas palabras, es una de las figuras claves de internet tal y como lo conocemos. Fue uno de los impulsores de Creative Commons (el sistema de licencias alternativo al copyright) y es considerado una de las figuras clave del movimiento por la cultura libre. Fue su faceta de profesor de Derecho en la Universidad de Stanford donde empezó a fraguarse lo que hoy se conoce como el Método Lessig para presentaciones.

Basta ver un par de minutos de cualquier presentación de Lessig para darse cuenta de que,  visualmente, su estilo es bastante austero. Pero no importa. La clave de su método no es la estética sino el ritmo. Casi sin excepción, cada diapositiva contiene sólo una palabra o una frase corta. En algunos casos, una imagen. Conceptos que destacan el punto importante de cada frase que el profesor pronuncia. Dicho de otra forma, sus diapositivas tienen por objetivo “subrayar” los mensajes clave.

No nos referimos a conceptos generales. Cada cosa que sale de su boca va apoyada por recursos visuales que acompañan al discurso con una precisión milimétrica. A veces, es una palabra por frase. El control del discurso que esto requiere es absoluto, y su resultado es absolutamente efectivo. Porque, además, no mira la pantalla jamás.

Pero el método Lessig no consiste sólo en ritmo y discurso. Antes comentábamos que la estética no es su punto fuerte. A pesar de ello, Lessig utiliza recursos gráficos como el color, el contraste y la tipografía de forma muy inteligente. El contraste entre blanco y negro para representar conceptos opuestos o complementarios. El uso del color rojo como recurso narrativo para enfatizar conceptos negativos o contradictorios. Incluso breves segmentos de video, nada intrusivos sino meramente ilustrativos. Podemos resumirlo así: el contraste es esencial en sus presentaciones.

En música, un silencio es tan importante como una nota. El “silencio visual” es el recurso más potente, sorprendente y efectivo del arsenal de Lawrence Lessig, y sabe usarlo con maestría. Pongámonos en situación. Estamos inmersos en una ponencia de estas características, donde el apoyo visual es constante y casi frenético. En un momento dado, el discurso llega a un punto clave que requiere especial énfasis. ¿Cómo enfatizar algo, cuando toda la presentación está plagada de apoyos visuales? Súbitamente, la pantalla se queda en negro, mientras Lessig pronuncia esas palabras que quiere que retumben en nuestra memoria.Durante ese repentino apagón, toda la atención se centra en él, de forma inevitable. El contraste y el elemento sorpresa son la esencia de este uso formidable del “silencio visual”.

En resumen, el estilo de presentación de Lawrence Lessig se basa en un control absoluto del discurso y un uso inteligente de los recursos visuales más básicos. El resultado es tremendamente didáctico y memorable. Claves que podemos aplicar a tanto presentaciones comerciales, como a discursos académicos o comunicación corporativa.

Fotografía : Joi Ito (licencia)

Explicamos en esta entrada del blog el buen uso de las herramientas digitales

Por Qué es Importante el Buen Uso de los Documentos Digitales

Actualmente, la realidad profesional demuestra que conocer el uso correcto de los documentos digitalesy sus diferentes finalidades es clave para conseguir una comunicación eficaz. Por ejemplo, no es lo mismo una presentación de Power Point que un documento pdf interactivo. Existen diferencias entre ambos.

Los dos persiguen la misma finalidad que es presentar la empresa y sus servicios, sin embargo la presentación de Power Point es un complemento de apoyo para un ponente, a quien le guiará en el discurso y le ayudará a que el mensaje sea recordado por el interlocutor.

Claves de la importancia del correcto uso de un documento digital

 

  1. Es importante recordar que el peso lo lleva el presentador, asesor comercial o conferenciante y no la presentación en sí. Por ello, se deben utilizar mensajes cortos e imágenes que representen las ideas y los conceptos. Si contiene mucho texto e información se estará haciendo un uso no adecuado de la presentación y se correrá el riesgo de que el cliente no preste atención ya que éste destinará su tiempo a leer lo expuesto.
  2. Los documentos digitales como lo son las presentaciones de Power Point, por ejemplo, no se deben enviar por mail al interlocutor ya que al ser un complemento de apoyo, y por lo tanto esquemático, el receptor no captaría el mensaje ni lo recordaría; y menos aún si es la primera vez que lo ven.
  3. Entonces, ¿qué se debería enviar por correo electrónico? Un documento digital interactivo, por ejemplo en “pdf”. Este formato nos permitirá explicar en detalle y de forma exhaustiva la información de la empresa, así como cada uno de los servicios e incluso referencias y casos de clientes.  La finalidad de este documento será la consulta. El receptor podrá acudir a él ante cualquier duda que tenga sobre la empresa o los servicios que ofrece, y sin necesidad de haber recibido anteriormente una visita o tener que recordar el discurso que recibió.

El secreto y el primer paso para ser eficaces y dirigirnos hacia una buena comunicación, es tener las ideas claras en cuanto al uso de cada documento digital.

Entrada del blog en la que explicamos las ventajas de utilizar presentaciones comerciales

7 Ventajas de las Presentaciones Comerciales

A la hora de presentar nuestra empresa no solo es importante que tengamos en cuenta lo que queremos contar, también debemos tener muy claro el modo en que vamos a hacerlo. En muchas ocasiones la forma es tan importante como el fondo, y utilizar un soporte inadecuado puede hacer que no alcancemos nuestro objetivo.

Si lo que queremos es dar a conocer nuestra empresa a un cliente en potencia, es conveniente recurrir al uso de una presentación comercial. Para los que no estén convencidos de esta afirmación, hoy mostramos 7 razones por las que crear presentaciones comerciales:

  1. Las presentaciones comerciales son una herramienta muy útil y un recurso fundamental para todos aquellos profesionales que quieran mostrar su producto o servicio a sus clientes de una forma clara y atractiva. Estas presentaciones permiten mostrar toda la información en un formato breve, sencillo y conciso.
  2. Son adecuadas tanto para PYMEs como empresas multinacionales.
  3. Alto poder visual y de engagement. Las presentaciones comerciales te darán la oportunidad de mostrar tu producto o servicio así como cualquier información sobre la compañía de una manera diferente, visual  y dinámica.
  4. Este tipo de presentaciones ayudan a convencer a los consumidores de que el producto o servicio es el que necesitan y deben comprar, ya que en ellas se exponen detalladamente todas las ventajas competitivas que buscan.
  5. Refuerzan la estrategia, ayudando a conseguir los objetivos marcados en la misma.
  6. Favorecen al cierre de la venta ya que, al mostrar toda la información relacionada con el producto, sus ventajas y sus beneficios de una manera totalmente clara y concisa el porcentaje de duda del cliente disminuirá y le ayudará a tomar una decisión positiva.
  7. Ofrecen multitud de posibilidades, formatos y utilidades por lo que puedes elegir la que mejor se adapte a cada situación, producto y cliente. Asimismo, pueden ser utilizadas en casi cualquier sitio y dispositivo.

Ahora que ya conoces cuáles son nuestras 7 razones por las que debes crear presentaciones comerciales es el momento de empezar a crear la tuya propia para presentar tu empresa, estarás invirtiendo en ella. Es básico contar con un experto para la realización y diseño de estas presentaciones y así saber cómo estructurar y  transmitir el  mensaje para lograr persuadir a nuestro público objetivo y conseguir un resultado positivo.