Entrada del blog en la que explicamos por qué es bueno usar infografías en una presentación

Por qué usar Infografías en Presentaciones de Empresas

La comunicación entre una empresa y su receptor es una de las claves de su éxito. Para ello, es preciso preparar buenas presentaciones con las que exponer y trasmitir lo que se precise en cada momento, desde puros datos y cifras hasta información sobre productos, servicios o planes comerciales.

La información esquematizada y plasmada de forma visual reclama la atención de manera más rápida. Por tanto, cualquier presentación debe ir enfocada o apoyada en el uso de infografías. Y es que la comunicación efectiva e inmediata, mediante una simple visualización gráfica, prevalece sobre largos textos que se asimilan peor y que no se recuerdan.

A continuación se muestran principales aplicaciones de una infografía para las presentaciones en empresas:

1. Uno de los contenidos que las empresas suelen presentar son sus resultados. Estos son una información pesada y compleja de comprender. Por ello, la infografía es una técnica apropiada y aconsejable que estimula la asimilación de estos conceptos y datos a través de diagramas o esquemas ilustrados. Lo que parecía un mensaje difícil se convierte en interesante y atractivo.

2. No sólo se llevan a cabo presentaciones de empresa hacia un cliente o proveedor sino que la comunicación interna también tiene un alto protagonismo en muchas compañías. Si el mensaje que se comparte con la organización es confuso ¿qué pasaría? que no obtendría la finalidad perseguida y se corre el riesgo de que la respuesta del receptor – empleados y miembros de la empresa- no sea la correcta. Por tanto, aquí vuelve a entrar en acción la importancia del uso de las infografías para la realización de documentación corporativa, tanto física como digital. Además, los mandos superiores entenderán rápidamente la información y serán capaces de transmitir el contenido al resto de empleados, puesto que la  infografía se convierte para ellos en un material importante de trabajo y para la gestión de equipos.

3. Es también conveniente el uso de infografías para la presentación de procesos o protocolos, es decir, cuando hay algún tipo de serie de pasos que deben ser explicado con claridad. Una infografía puede ser de mayor ayuda que una explicación con texto, ya que trasmite claridad, automatización y orden, características necesarias para interiorizar este tipo de información.

4. Aumento de la corporatividad y engagement con la marca y el contenido. Una infografía  trata el grafismo, el color y las formas; se generan características reconocibles y bien diferenciadas que identifican claramente a una empresa, organismo, departamento, institución o profesional. Cuando habituamos a nuestros receptores a un contenido de valor, con una estructura y características similares,  plasmarlo mediante una infografía le aporta valor, y sin duda se genera un vínculo reconocible creando imagen de marca y favoreciendo el engagement y la interacción.

La clave que da respuesta a la pregunta de “por qué usar infografías en las presentaciones de empresas” es la búsqueda de la claridad y el recuerdo del mensaje a transmitir.

La infografía es atractiva y motiva la comprensión de la información. Visualizar lo que se desea comunicar es una técnica acertada y realmente efectiva.

Mediante una infografía es más fácil lograr convencer al receptor, ya sean miembros de la empresa, clientes  o cualquier otro stakeholder. Gracias al uso de  esquemas, mapas, ilustraciones, comic, gráficos, etc., la comunicación, comprensión o interacción con un mensaje resulta más directa y eficaz.

Podemos resumir el objetivo de este post en una frase: con las infografías lo complejo se vuelve sencillo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *